De Nosferatu a Renfield, 10 versiones de Drácula llevadas al cine que alimentan el mito

Por Carolina Puppo

Su naturaleza vampírica provoca miedo. Imponente y encantador, la elegancia de su porte desdibuja el horror que encarna. Drácula, la criatura de Bram Stoker, nació en 1897 y, a pesar de que figura en menos del 10% de las páginas del libro del irlandés, que tiene alrededor de 541, se convirtió en uno de los villanos más fascinantes del cine de terror, con un centenar de producciones que alimentan el mito. Actores de todas las coordenadas, como Max Schreck, Bela Lugosi, Christopher Lee, Louis Jordan, George Hamilton, Klauss Kinski, hasta Gary Oldman y recientemente Nicolas Cage lo interpretaron magistralmente en la pantalla. En este video, se incluyen diez películas, desde Nosferatu en 1922, hasta Renfield en 2023, que encarnan al conde inmortal en busca de sangre fresca sin descuidar su nobleza transilvana.

 

10 curiosidades de Drácula

  1. En las 541 páginas que escribió el irlandés Bram Stoker (1847-1912), el conde aparece en menos del 10%. Al estilo de El corazón en las tinieblas, de Joseph Conrad, se crea un espectáculo alrededor de un personaje que aparece muy poco. Resulta más interesante y fascinante el ambiente que lo que ocurre, y la narración conduce al personaje. 
  2. Más de un centenar de producciones se basan en el personaje. Ha habido versiones paquistaníes, turcas, mexicanas, de Bollywood y del mejor blackploitation, que fueron los filmes de explotación negra: en 1972 la saga se inició con Drácula negro (Blacula). Andy Warhol también filmó su versión (Sangre para Drácula, con Udo Kier como el vampiro), mientras que el director italiano Dario Argento lo encaró en 3D en 2012.
  3. A pesar de su esquema basado en páginas de diarios y cartas entre los personajes, Bram Stoker tenía como intención inicial escribir una obra de teatro. Incluso, poco después de publicar en 1897 la novela, realizó una lectura dramatizada de Drácula.
  4. El manuscrito original, escrito a máquina y con innumerables correcciones, desapareció durante décadas. En los ochenta sus páginas fueron encontradas al noroeste de Pennsylvania. 
  5. En la portada del manuscrito de la obra aparecía, escrito a mano, su título original, «Los no-muertos», y debajo, el nombre del autor, Bram Stoker, lo que hizo concluir que el escritor decidió rebautizarla en el último segundo.
  6. El sobrino bisnieto del autor de Drácula Dacre Stoker, apoyado por un experto en el tema, Ian Holt, publicó en 2009 una continuación de la obra con el nombre «Drácula, el no muerto», que aunque arrancaba con gracia, terminó perdiéndose en un trama alocada y con guiños a otros clásicos, como Jack el Destripador.
  7. Oscar Wilde fue amigo y compañero del colegio en Dublín de Bram Stoker, con quien terminó peleado. ¿El motivo? Wilde fue el primer novio de Florence Balcombe, quien posteriormente se convirtió en la esposa del creador de Drácula. El episodio no impidió que el autor de El fantasma de Canterville elogiara a Drácula y la catalogara como la mejor novela de terror. 
  8. Drácula llegó inicialmente a la pantalla en 1922 como Nosferatu. Nació con ese nombre para saltarse los derechos de autor que tenía la viuda de Stoker, Florence Stoker. Su director, Friedrich Wilhelm Murnau, falleció a los 42 años y de sus 21 películas, sólo sobrevivieron 12. Nosferatu, que cumplió un siglo de vida, estuvo a punto de desaparecer cuando los productores perdieron el juicio por plagio contra la viuda.
  9. Aseguran que Bram Stoker falleció mientras susurraba «strigoi, strigoi, strigoi…», al tiempo que señalaba algo en un rincón de la habitación de la pensión londinense en la que pasó sus últimos días. Strigoi, en rumano, significa «espíritu maligno». Una expresión final demasiado perfecta para ser pronunciada por el creador del mito moderno del vampirismo.
  10. Se cree que Drácula está inspirado en Vlad III, conocido como Vlad el Empalador, un príncipe y líder militar del siglo XV que era muy aterrador. Un examen científico de tres cartas escritas por él revela que probablemente tenía problemas respiratorios y de piel e incluso podría haber llorado, literalmente, lágrimas de sangre.

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *